La música electrónica que más pega

Ruido rosa, ¿qué es?

El ruido rosa es un color del ruido, no muy diferente del ruido blanco. El ruido blanco y el ruido rosa contienen todas las frecuencias que son audibles para los seres humanos, de 20 hertzios a 20.000 hertzios, pero difieren en la forma en que esa señal se distribuye entre las frecuencias.

El ruido blanco tiene la misma potencia por hertz a lo largo de todas las frecuencias, mientras que la potencia por hertz del ruido rosa disminuye a medida que aumenta la frecuencia. Como resultado, las frecuencias inferiores en el ruido rosa son más fuertes y tienen más poder que las frecuencias más altas.

Ruido rosa, ¿qué es?

Sin embargo, la mayoría de la gente percibe el sonido de ruido rosa como uniforme y plano, ya que tiene igual energía por octava.

En acústica, una octava es una banda de frecuencias cuya frecuencia máxima es dos veces su frecuencia más baja. Por ejemplo, la banda de 20 hertzios a 40 hertzios es una octava, como la banda de 40 a 80 hertz.

Así que, aunque la potencia por hertz disminuye con el aumento de la frecuencia, la anchura de las sucesivas octavas aumenta (contienen más frecuencias), produciendo igual potencia por octava.

El patrón de ruido rosa se produce en un gran número de sistemas naturales, incluyendo los ritmos de los latidos del corazón, la luminosidad de los cuasares, o el flujo del tráfico.

En cuanto a sus aplicaciones, el ruido rosa se utiliza a menudo para probar y ecualizar los altavoces en auditorios y salas. En los últimos años, el ruido rosa también se ha hecho popular en entornos de trabajo para enmascarar el fondo de sonido de baja frecuencia. Esto contribuye potencialmente a aumentar la productividad y la concentración entre los empleados.

¿El ruido rosa nos ayuda a dormir?

Pero además de estas aplicaciones, se ha encontrado que el ruido rosa puede afectar al sueño de los humanos. En un experimento reclutaron a 50 personas y los expusieron, o no, a un ruido rosa durante el sueño. Los resultados son impresionantes, el 75% de los participantes del estudio informaron de que tuvieron un sueño más reparador cuando se les expuso a un ruido rosa.

Viendo la actividad cerebral, la cantidad de sueño estable (la más reparadora) aumentó un 23% entre los expuestos al ruido rosa.

¿Cómo se explica esto? El sonido desempeña un papel importante en la sincronización de las ondas cerebrales y la actividad cerebral, incluso mientras duermes. El ruido rosa disminuye y regula las ondas cerebrales, y como resultado, el sueño es más reparador.

Además del ruido blanco y el ruido rosa, hay otros colores de ruido, incluyendo el ruido azul y el ruido marrón.