La música electrónica que más pega

AKG K-240 STUDIO: anális y opinión

AKG es una de las marcas de auriculares de referencia, y hoy hemos querido destacar uno de sus modelos de referencia, los AKG K-240 STUDIO. Unos auriculares que destacan por su gran relación calidad – precio, y que cuentan con la garantía de calidad de una marca como AKG.

Nos habéis preguntado mucho por ello, así que hemos hecho una review de los AKG K-240 STUDIO para que podáis conocerlos más a fondo y tengáis una mayor información para hacer vuestra elección.

AKG K-240 STUDIO: anális y opinión

Son unos auriculares semi-abiertos dinámicos y con diadema, que a simple vista dan una buena impresión.

De modo que si necesitas unos nuevos auriculares, toma nota de nuestro análisis de los AKG K-240 STUDIO en el que los analizamos a fondo y te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos. ¡Comenzamos!

Análisis en profundidad de los auriculares AKG K-240 STUDIO

Materiales y calidad de construcción

Están fabricados con plástico de gran calidad, que es agradable al tacto y parece bastante duradero. Aun así, como siempre decimos, habrá que esperar para comprobarlo.

Incorporan una diadema metálica y una banda de suspensión elástica que parecen muy buenas, y lo mismo ocurre con las orejas, que tienen un buen tamaño, aunque el tacto de las almohadillas no nos ha gustado, ya que creemos que puede ser bastante sudoroso.

Lo que menos nos ha gustado son las almohadillas de las orejas, ya que están hechas de plástico y son algo rígidas. La parte buena es que se pueden cambiar sin ningún problema.

Nota: 7 sobre 10.

Estilo y diseño

Los uentan con un diseño bastante llamativo, ya que aunque la forma es bastante sencilla y sobria, combinan el negro con el dorado, algo que no ha terminado de convencernos. Nos hubiera gustado más negros en su totalidad, o en su defecto combinados con plateado, aunque como dice el refrán, “para gustos los colores”.

El diseño de la diadema recuerda al de los Philips Fidelio, algo que personalmente nos ha gustado mucho. Cuenta con dos varillas metálicas y flexibles de gran calidad, lo que ofrece una mayor movilidad, y una cinta de suspensión que a priori también parece de gran calidad. Habrá que esperar.

Nota: 6,5 sobre 10.

Lectura recomendada: AKG K52: los analizamos a fondo

Comodidad

Los AKG K-240 STUDIO son muy ligeros, lo que aporta un plus de comodidad, ya que no resultan nada pesados y los puedes llevar durante varias horas sin ningún problema.

El ajuste es cómodo gracias a la cinta de suspensión, y aunque la fuerza de agarre no es muy elevada, lo cierto es que son bastante estables, y no hay problema de que se caigan al inclinar la cabeza o andar con ellos.

Lo que no ha terminado de convencernos son las almohadillas de las orejas, ya que están hechas de plástico, y además hace que las orejas rocen ligeramente con el fondo, lo que puede resultar algo incómodo. Además, las orejas dan bastante calor, ya que el acolchado es reducido.

Medidas de las orejas:

Nos gusta que incluyan un cable de tres metros, ya que esto te permite escuchar música cómodamente sin tener que preocuparte por la longitud del cable. Tiene conector de 3,5mm, e incluye un adaptador a 6,3mm.

En definitiva, aprueban en comodidad, pudiendo llevarlos sin demasiadas molestias, pero no son los más cómodos, especialmente cuando los llevas mucho tiempo, ya que pueden ser algo incómodos en la zona de las orejas.

Nota: 6 sobre 10.

Calidad del sonido

La calidad de sonido de no está mal, pero tampoco es la mejor. Si buscas un sonido sin pretensiones, pero que te permita escuchar música de forma agradable, son una buena opción.

Ofrecen un sonido cálido, con unos graves a los que les falta un poco de definición. Los medios están bien, pero son algo disminuidos, mientras que los agudos son bastante buenos, ofreciendo una sensación muy agradable sin llegar a ser silbantes.

En definitiva, si no buscas un sonido excelente, los AKG K-240 STUDIO ofrecen un sonido aceptable para todo tipo de géneros musicales. Eso sí, están destinados a escucharlos en la intimidad, ya que con ruidos de fondo podría ser complicado escucharlos.

Nota: 6,5 sobre 10.

Controles

Los auriculares no llevan controles, por lo que hemos dejado este aspecto sin calificar.

Nota: sin calificar.

Estabilidad

Los auriculares son bastante estables, y permiten inclinar la cabeza y andar con ellos sin riesgo de que se caigan. Eso sí, la fuerza de agarre es algo reducida, por lo que ante movimientos brucos podrían caerse.

Nota: 7,5 sobre 10.

Lectura recomendada: Jabra Elite 65T: perfectos para deportistas

Principales ventajas:

Principales inconvenientes:

Nuestra opinión sobre los auriculares AKG K-240 STUDIO

En nuestra opinión, si tenemos en cuenta su precio, on unos buenos auriculares, apostando por las prestaciones básicas y dejando a un lado aquellos elementos más avanzados. El resultado, unos auriculares que aprueban de sobra, pero que no llegan al sobresaliente. Si llegase, el precio sería bastante más elevado.

Tienen una calidad de sonido correcta, y aunque quizá los detalles no son los mejores ni son el producto más nítido del mercado, te permiten escuchar cualquier tipo de género musical de forma agradable.

No son los más cómodos, pero puedes llevarlos sin problemas durante un par de horas. A partir de ese momento, posiblemente necesites quitártelos durante unos minutos para descansar.

En definitiva, los AKG K-240 STUDIO son unos auriculares con una buena relación calidad – precio, que se muestran como una opción a tener en cuenta para el día a día.

Nota final: 7 sobre 10.